Aproin Digital 138 / Inversiones Inmobiliarias  

inversiones inmobiliarias

Francisco Taboada

director departamento inmobiliario de housers_

 
 
 

La demora en la concesión de licencia causa el encarecimiento de las viviendas

En los últimos meses la demora en la concesión de licencia de obras se ha duplicado obstaculizando los planes de promotores, arquitectos y clientes particulares. Como consecuencia de ello se registra un incremento de los precios de los nuevos inmuebles que, como afirma Daniel Cuervo, secretario general de APCEspaña y director gerente de Asprima “a partir de los nueve meses de retraso en la concesión de una licencia, el precio de la vivienda empieza a encarecerse. El impacto puede llegar a ser de hasta 7.000 euros por inmueble”.

¿Por qué los retrasos encarecen las viviendas?

El retraso en la construcción de las viviendas, debido a una demora en la concesión de las licencias, produce un incremento de los costes a causa del pago de los intereses del préstamo y del retraso en la venta de las viviendas. Este incremento se traslada al precio final de la vivienda repercutiendo en el comprador final.

Además, como consecuencia, la oferta de inmuebles empieza a escasear. Según un informe publicado recientemente por Sociedad de Tasación, apenas hay 3.000 viviendas nuevas a la venta en toda la Comunidad. 

Si la demanda mantiene los niveles actuales, el stock se agotará en un plazo de 9, 10 meses en ciudades como Madrid y Barcelona

Causas del retraso

Entre las causas del retraso los promotores y arquitectos identifican 4 elementos importantes:

  • falta de tecnología e innovación,
  • falta de personal en la administración para la gestión de licencias,
  • excesiva burocratización en el proceso,
  • diferentes normativas que existen en cada municipio.

Javier Sánchez, CMO de Aedas Homes, afirma que “tramitar los expedientes urbanísticos de forma telemática comporta una reducción de los plazos de comprobación por parte de los técnicos municipales, con el consiguiente ahorro de recursos. La tecnología actual permite, de hecho, que la gestión de las licencias con los ayuntamientos se realice de manera digital, sin embargo, son pocos los ayuntamientos que conceden digitalmente las licencias”.

“En la mayoría de los ayuntamientos la tramitación de las licencias no se ha digitalizado. Esta falta de innovación y de tecnología, junto a la falta de recursos y de personal, repercuten directamente en la gestión de los permisos”, confirma Prieto, de Quabit.

Es necesario, entonces, encontrar soluciones que fomenten la transparencia, abrir una línea de diálogo con responsables públicos y a la vez implantar soluciones tecnológicas que faciliten los trámites de licencias y que pongan orden a una situación ya de incertidumbre.